facebook linkedin blog

Cuando los problemas nos salvan


Posted by


Hace unos días fui a ver “Una aventura extraordinaria” (“The life of Pi”). ¡Muy interesante! Es una de esas películas que te hace pensar sobre muchas cosas. Desde entonces a todos los que la han visto les pregunto cuál creen que es la historia verdadera: ¿la de los animales o la de los humanos? El público está dividido. Pero no escribiré sobre eso… Más bien quiero escribir sobre algo que me comentó una buena amiga cuando conversamos sobre la película.

Si has naufragado y estás en una barca en medio del océano Pacífico, ¿qué es lo peor que te puede pasar? Las respuestas más comunes podrían ser: “Que aparezca una rajadura en la barca”, “Que el alimento de reserva estuviera podrido”, “Que haya muchas galletas de soda pero no haya agua”… En fin… ¿Pero a quién se le hubiera ocurrido decir: “Que en la barca haya también un tigre de Bengala? ¡Premio a la creatividad!

Life-of-Pi-2

Recordemos la situación. El protagonista había dejado su tierra natal dirigiéndose a un nuevo país, además había tenido que dejar al primer amor de su vida. Días después el buque que los transportaba junto con todos los animales del zoológico, naufraga. En el naufragio perdió a su padre, su madre y su hermano. Logra salvarse pero se queda perdido en medio del océano sin instrumentos de navegación. ¿Qué más le podía pasar? El panorama era desolador. Y cuando pensamos que nada peor puede ocurrir, de pronto aparece un tigre de Bengala. ¿Algo más? Sí. El mar está lleno de tiburones… Así que no le queda otra opción que compartir la barca con una bestia de más de tres metros de largo y 250 kg de peso que está acostumbrado a comer 5 kg de carne roja al día y en esos momentos está a dieta de pescado. O sea: un tigre con mucha hambre.

Hay una profunda analogía entre este elemento de la película y la vida humana. A veces nos encontrarnos en situaciones muy difíciles, donde el dolor, la tristeza, la angustia o la preocupación parecieran que nos van a quebrar por dentro. Situaciones de auténtico sufrimiento. Y de pronto en medio de la desgracia, cuando pensamos que las cosas no pueden ser peores, ocurre algo que empeora la situación. Es como si la vida se ensañara contra nosotros, al estilo de los “Heraldos Negros” de Vallejo o “Los Miserables” de Víctor Hugo.
lifeofpi11-nov20

´Pi (el protagonista de la película) dice en un momento que fue el tigre quien lo mantuvo con vida. El temor a que el tigre lo comiera lo llevó a aprender a pescar para alimentarlo y a estar continuamente alerta. Tener un tigre a tres metros de distancia hizo que Pi no bajara la guardia, que fuese creativo y sacase todas sus fuerzas para domesticarlo y convivir con él. Simplemente no podía dejar de luchar.

Volvamos a nuestra realidad. Cuando los problemas vienen uno tras otro y ponen en riesgo nuestra vida o nuestra seguridad, ellos mismos nos ayudan a permanecer vivos por el esfuerzo que implica superarlos. Son problemas tan graves que si no combatimos, morimos. Y ese combate nos forma, nos hace más fuertes y permite que en el futuro cosechemos buenos frutos del dolor presente. El esfuerzo por enfrentar y superar los problemas hará que no naufraguemos en el mar del dolor y que en algún momento lleguemos a tierra firme habiendo crecido y madurado.

Suraj-Sharma-life-of-pi

Por ello en esos momentos, antes de maldecir nuestra suerte o pelearnos con Dios, miremos lo positivo que pueda salir de las situaciones difíciles y elevemos la esperanza en nuestro corazón. Luchemos con toda la fuerza y creatividad que tengamos. Ello no destruirá el dolor, pero sí hará que el dolor no nos destruya e incluso nos haga crecer.

Comments

comments